Martes, 04 Junio 2019 05:59

Para llevar una buena gestión del cambio enfóquese en los sistemas

Valora este artículo
(0 votos)
Gestión del cambio Gestión del cambio

Una buena gestión del cambio es parte fundamental del éxito de toda organización, ya que es un hecho que tarde o temprano será requerida para solucionar alguna problemática, mejorar alguno de los procesos que se llevan a cabo o simplemente implementar una innovación.

Sin embargo, para llevar a cabo una buena gestión del cambio en cualquier contexto es necesario ir más allá de solo los puntos principales que se quieren modificar, ya que hay que voltear a ver a todo el sistema o sistemas sobre los cuales estos existen

Hablando en este sentido nos referimos a los sistemas como las estructuras, procedimientos y redes creados por las personas para llevar a cabo sus actividades. Tomando esto en cuenta, la idea de fijarnos en los sistemas para llevar a cabo cambios que favorecedores en cualquier ámbito se vuelve más profunda, por lo que la gestión para lograr hacerlo con éxito no solo requerirá de un mayor esfuerzo si no también de una mayor planeación.

La gestión de cambios no puede llevarse a cabo si no se reforman los sistemas

La planeación necesaria para llevar una gestión de cambios exitosa debe girar alrededor de una cosa: reformar el sistema sobre el cual se está trabajando. No, no se trata de cambiarlo todo, mucho menos de implementar un sistema totalmente nuevo, si no de generar las modificaciones suficientes para gestionar de manera óptima los cambios que se tiene planeado llevar a cabo.

Un ejemplo modelo de cómo implementar un cambio para alcanzar un bien mayor se encuentra en la industria cárnica, donde el movimiento que apoya producir carne en laboratorios ha comenzado a producir grandes cambios en el sistema tradicional de producción de carne alrededor del mundo. Para simplificar el proceso de gestión del cambio en este ejemplo lo podemos dividir en 3 etapas.

En la primera se define el objetivo por el cual el cambio se está llevando a cabo, el cual vendría a ser desarrollar procesos de producción de alimentos que sean sostenibles y lo menos dañinos para el medio ambiente posibles.

En segunda instancia (que es donde las dificultades se incrementan), se encuentran las modificaciones al sistema que se deben de llevar a cabo para permitir abrir paso a que el cambio sea posible, lo que en este caso se traduciría en el perfeccionamiento de tecnologías para hacer de esto una práctica plausible que sea segura y accesible para un gran número de personas, tanto como para que su uso sea significativo como para que sea tomada en serio por el público en general.

En la tercer etapa del proceso en donde la producción de este tipo de carne es al fin una realidad y se comienza a comercializar en masa no solo se habrá logrado cambiar de alguna manera la forma en la que el sistema opera, si no que se comenzará a conseguir el objetivo fijado al principio de toda esta gestión del cambio: una disminución en el impacto ambiental proveniente de la industria alimentaria animal.

Si bien parece un ejemplo algo complicado o demasiado amplio (además de que continúa en proceso), vale la pena mencionarlo precisamente por esa razón, ya que hay que tener en mente que sin importar del tipo de giro o actividad que tenga la empresa u organización donde se quiera implementar un cambio este siempre será difícil de culminar.

Recuerde que para este y cualquier otro tipo de procesos que quiera llevar a cabo siempre habrá alguien para apoyarlo, como Smart Speakers que a través de las conferencias y charlas de motivación laboral que puede contratar puede llegar a conseguir mejores resultados dentro de su negocio u organización. Cotice sin compromiso, nosotros nos encargamos del resto.

Visto 56 veces