Miércoles, 21 Abril 2021 05:08

Team building virtual: mejores prácticas

Valora este artículo
(0 votos)
Team building virtual: mejores prácticas Photo by Maxime on Unsplash

Ya hemos hablado de los beneficios de realizar actividades virtuales de team building para fortalecer la comunicación entre equipos, mejorar la productividad y fomentar un ambiente de trabajo positivo. Para conseguirlo, aquí hay algunas buenas prácticas que los líderes de equipo pueden seguir en su estrategia de ejecución de este tipo de mecánicas.

1. Agendar sesiones regulares de avance y retroalimentación

Indudablemente las cosas se vuelven un poco más complicadas cuando el equipo está repartido por el mundo y no es posible pasarte por el escritorio o la oficina de cada uno para revisar avances o dar retroalimentación, pero eso no significa que hacerlo de forma virtual sea imposible. Por ello, los líderes deben incluir en los calendarios del equipo sesiones regulares uno a uno para estos fines, con el objetivo de estar al tanto del progreso y encontrar áreas de mejora oportunamente, así como estar en la misma sintonía de cuáles son las prioridades y las metas y brindar la ayuda necesaria para que todos puedan realizar su trabajo sin trabas.

2. Promover sesiones virtuales informales

Los espacios físicos ofrecen la oportunidad de generar pláticas casuales y espontáneas entre colegas y así generar una sana interacción. La alternativa es agendar reuniones informales (sin abusar, claro esta) en donde todos los miembros del equipo tengan la oportunidad conversar casualmente y no necesariamente sobre temas de trabajo. La interacción es parte fundamental del ser humano y por ello es necesaria para mantener una buena salud mental y prevenir los efectos negativos del aislamiento prolongado.

3. Apoyar el bienestar integral de los empleados

Para muchas empresas, el cambio en la rutina de trabajo provocado por la pandemia del coronavirus ha sido significativo, y acostumbrarse a una rutina virtual no es algo que sucederá de la noche a la mañana. Dichos cambios pueden llegar a tener un gran impacto en el bienestar de los empleados, por lo que es importante tener planes en marcha que brinden apoyo y fomenten el bienestar físico, mental y social del equipo. Iniciativas como apoyos económicos o en especie para terapia o actividades físicas que sirvan para reducir las preocupaciones y el estrés pueden tener un gran impacto y comunicar a los empleados que la empresa se preocupa genuinamente por ellos. 

4. Premiar y reconocer méritos

No hay que subestimar el poder de reconocer cuando algún miembro del equipo tiene un desempeño sobresaliente para mantener la motivación y la moral entre los empleados. Un incentivo monetario o en especie (siempre y cuando sea algo que la persona encuentre verdaderamente útil), además de comunicar que la empresa valora a los empleados, también puede motivarlos a mantener o mejorar su desempeño e incrementar la productividad del equipo.

5. Tener sesiones de stand-up periódicas

Los stand-ups bien planeados son esenciales para mantener a un equipo separado por límites geográficos en la misma sintonía. Cada empresa y cada equipo es diferente, por lo que no es posible asegurar que hay una periodicidad que les vaya bien a todos. Los stand-ups pueden ser frecuentes al inicio y sobre la marcha ajustar su calendarización (por ejemplo, pasarlos de ser diarios a cada tercer día, si hace sentido). Nadie quiere iniciar el día con una junta interminable que en lugar de motivar, sólo hará que se retrasen los pendientes verdaderamente importantes, por lo que es imperativo que estas sesiones sean cortas y vayan al grano para que la participación y comunicación entre los integrantes sea efectiva.

Como ya mencionamos, una sesión de stand-up debe ser breve, con tiempos de participación definidos (se recomienda tener un moderador para esto), una lista de los temas a tocar, y la oportunidad de que todos los miembros sean escuchados e incluidos. Previo a la sesión, alienta a los asistentes a estar preparados y hacer pruebas para no gastar tiempo de la reunión resolviendo problemas técnicos.

¿Qué es mejor, tener reuniones de team building virtuales o en persona?

No hay una respuesta definitiva a esta pregunta, pues ambas opciones tienen ventajas y desventajas. Aunque las sesiones de team building presenciales podrán facilitar la colaboración y comunicación entre los miembros, también es importante tomar en cuenta que al ser el método “default” y al que ya está acostumbrado la mayoría,  es normal que tome un poco de tiempo y esfuerzo ajustarse a las mecánicas de team building virtuales, pero esto no quiere decir que no valga la pena intentar. Si algo nos ha demostrado estos últimos meses es que es imposible predecir el futuro, y las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana sin que las podamos controlar. Por ello, entre más flexible y abierto sea el enfoque con el que enfrentamos los retos laborales, mayores serán los beneficios cuando se les tenga que encarar.

Visto 42 veces Modificado por última vez en Viernes, 30 Abril 2021 15:17