Lunes, 19 Octubre 2015 21:36

Smart Speakers entrevista a Deborah Berebichez

Valora este artículo
(0 votos)

Talentosa y multi-facética mujer Mexicana. Autora, filósofa, políglota de 5 lenguas, modelo profesional, comentarista de televisión, conferencista; es la primera mujer mexicana en obtener un doctorado en Física de la Universidad de Stanford.

1. Las niñas y la ciencia no van de la mano ¿qué opinas de esta afirmación?

Deborah: Yo creo que sí van de la mano, no estoy de acuerdo con la frase, creo que todos los niños de ambos sexos y de cualquier cultura, todos los niños nacemos siendo científicos, lo digo porque todos los niños tienen el elemento esencial de la ciencia que es la curiosidad, desde niños buscamos el porqué de las cosas ¿por qué el cielo es azul? ¿por qué los objetos se caen hacia abajo? etcétera. Yo creo que lo que nos va quitando esa curiosidad es la cultura en la que vivimos, la influencia de los medios de comunicación, redes sociales que en muchas ocasiones nos dicen que ciertas carreras no son adecuadas para las niñas u otras no son adecuadas para los niños.
En breve no estoy de acuerdo con ello, está muy relacionado el ser niña con en tener curiosidad, las niñas son muy curiosas y hay que cambiar el estereotipo que a veces las niñas no se llevan de la mano con la ciencia.

2. En México ¿Cómo podemos impulsar la ciencia desde nuestras trincheras?

Deborah: Lo que le hace falta a México es construir un puente entre la actividad científica en las universidades y la industria, ese puente existe en muchos países, por ejemplo en EUA hay una gran conexión entre los científicos en las universidades con las compañías, imagínate una compañía que está creando un nuevo material o un compañía que está desarrollando un robot inteligente, lo que hace es que acuden a los científicos locales de las universidades y se crean un proyecto en conjunto, eso hace que muchos de los proyectos científicos tengan aplicaciones en la vida diaria, a la vida de las personas, porque están atados al área práctica, esto no quita que de todas maneras exista un porcentaje de la ciencia que sea ciencia pura, ciencia básica que no tenga aplicaciones, pero debe de existir este puente en el que se perciba a la ciencia no como un lujo que solamente los profesionistas que gustan de esta lo sigan, sino como algo central, como parte de nuestra cultura y algo práctico que cambia lo que utilizamos en la vida todos los días.

3. "Pasar la antorcha del conocimiento" ¿qué significado tiene esta frase en tu vida?

Deborah: El significado es muy profundo ya que todos conocemos a alguien que necesita un mentor y nosotros muchas veces creemos que no somos quién para mentorear a alguien que se necesitan cualidades muy especiales para volverse un mentor, la realidad uno le puede cambiar la vida a alguien simplemente por el hecho de creer en esta persona, que fue lo que me pasó a mí. Yo creciendo en la Ciudad de México siendo una niña muy curiosa, muy preguntona que quería saber todo, desafortunadamente en mi cultura, el colegio y amigos de la familia, cuando confesé que me gustaban las matemáticas me dijeron que era bonito que me gustara pero que mejor escogiera una carrera que fuera más fácil y femenina lo que provocó que desde niña tuviera que esconder mi deseo por hacer ciencia, física y matemáticas. Comencé mi carrera en filosofía porque no tuve el valor de meterme a estudiar física, pero tras pasar dos años de estudiar me arme de valor y buscar una beca en la Universidad Brandeis.

Aquí me inscribí en un curso muy general de Astronomía y conocí a Roopesh, el cual notó que mi interés iba más allá que tener una calificación, descubrió en mí un ansia por el conocimiento de la física muy profunda. El hecho de creer en mí me dio la confianza para confesarle “Roopesh, no me quiero morir sin siquiera tratar de hacer física”, como tenía tan arraigada la idea de que no lo iba a lograr por tantos comentarios que me habían hecho. Roopesh me dedico dos meses todo un verano, siendo muy riguroso para lograr en este tiempo mediante la aplicación de un examen lograr alcanzar los dos años que habría que haber cursado de la carrera de física.

La antorcha viene tras intentar pagarle a mi mentor por su dedicación, pero él me contó que cuando él creció en la India siempre había un anciano que subía a darle clases de inglés, matemáticas y de música a él y a sus hermanas y al tratar de compensar a este señor él decía “La única manera en la que me pueden compensar en la vida es haciendo esto con alguien más en el mundo” y es como la antorcha que Roopesh me pasó a mi, el me dijo que así como el me ayudaba a mí lo único que me pedía era que inspirará y ayudar a alguien más que se sintiera atraído por la ciencia pero que por alguna razón social o económica no pudiera lograrlo. Y es por eso que hoy en día me dedico a mentorear a muchas niñas y mujeres, creando iniciativas que puedan acercarlas a la ciencia, la ingeniería y la tecnología.

4. ¿Cuál es el éxito para lograr las metas? ¿Los mentores, la dedicación?

Deborah: Para mi la clave en la vida es el trabajo duro y la perseverancia, no importa cuántas veces cae uno en la vida, lo que importa es cuantas veces te levantas. Siempre decía mi abuelo que hay que ponerse metas altas, si eran unas muy cercanas a nuestras habilidades no íbamos a crecer como seres humanos.
La vida es un maratón no una carrera de 100 metros, los que llegan al final son los que aprenden a levantarse y a trabajar duro y a perseverar para lograr sus metas. No existen recetas fáciles, la vida no se puede hacer por trucos, yo creo que si yo logré terminar un Doctorado de física con los obstáculos sociales, de conocimientos cualquiera lo puede lograr. Cualquiera puede lograr sus sueños si se dedica, ahí es donde radica la clave, no todos tenemos la tenacidad y la disciplina para lograr nuestras metas.

5. ¿Cuál ha sido el mayor éxito en Technovation Challenge ?

Como embajadora global y en colaboración con Technovation Challenge, el éxito mayor es poder alcanzar a tantas niñas, Technovation Challenge tiene más de 5000 niñas que han pasado por el programa y es un gran logro que niñas de 16 años que ni siquiera tenían la ilusión de ir a la universidad ahora han logrado construir una aplicación de teléfono móvil que las ha llevado al éxito, muchas de ellas tiene ahora relaciones con Google y otras compañías.

Mi mayor éxito a nivel personal es el caso de Graciela García, mexicana, una chica a la que yo le di mentoría, yo la conocí cuando acababa de cumplir 16 años, una joven muy inteligente y con muchas cualidades. Ella con su equipo fueron las ganadoras de Technovation Challenge en el 2013 y Graciela a los 16 años, junto con su equipo, ya tenían un compañía de la cual se vendía la app móvil a escuelas. Dos años después me escribió para otorgarle una carta de recomendación y lo increíble es que Graciela este septiembre acaba de iniciar su carrera en Ciencias de la Computación en la Universidad de Pennsylvania, lo cual es un gran logro, la primera de su familia que va a ir a la universidad.

logo podcastEscucha aquí la entrevista a Deborah Berebichez en Radio Red con Sergio Sarmiento y Francisco Rodriguez, CEO de Smart Speakers.

Visto 1968 veces