El éxito es el propósito final de todo lo que hacemos, a veces lo usamos de forma automática para describir lo que queremos ser o hacer, por ejemplo, queremos ser profesionales exitosos y tener éxito en la vida personal, en el amor y en las finanzas o en cualquier otra actividad que forme parte de nuestra vida.